viernes, 9 de agosto de 2013

La Salvación se Pierde???


Hoy nosotros vivimos bajo el pacto de la Gracia.
Este bello sistema que Dios preparó de antemano para nosotros los que creemos en Cristo. El evangelio es "La Gracia de Dios". Antes de hablar de la salvación veremos lo que es la Gracia, los problemas de la Gracia y como podemos vivir y crecer en la Gracia.

Que no es la Gracia

Para poder entender lo que sí es la Gracia, tenemos que comenzar hablando acerca de lo que no es Gracia, y que mejor que hablar del Pacto de la Ley para entender el concepto.

La Ley:

Antes que viniera la Gracia existió la Ley. La Ley era un pacto de obras. La Biblia dice que bajo el pacto de la Ley el perdón y la salvación se obtenían por medio de las obras, aunque esto era imposible y a no ser por la gracia de Dios aun bajo la ley, nadie hubiera sido salvo. La ley decía si obedecías recibías recompensa (bendición), pero si desobedecías recibías castigo (maldición). Así que como nadie podía guardar la Ley, todos estaban en maldición. Nadie podía vivir bajo la ley porque nadie podía guardar u obedecer la ley en su totalidad. Si guardabas toda la Ley pero fallabas en una cosa, te hacías culpable de toda la Ley.
En contraste la Gracia no es un pacto de obras sino de fe como veremos mas adelante.

Las limitaciones de la Ley:

No puede justificar (Galatas 2:16; 3:11)

No puede dar vida (Galatas 3:21)

No puede dar el Espíritu Santo (Galatas 3:2, 14)

No puede dar espiritualidad (Galatas 3:21; 5:5; Romanos 8:3)

No puede perfeccionar o permanente lidiar con el pecado (Hebreos 7:19)

Lo que puede hacer la Ley:

Trae maldición (Galatas 3:10-12)

Trae muerte, mata (II Corintios 3:6-7; Romanos 7:9-10)

Trae condenación (II Corintios 3:9)

Hace que el pecado sea revelado (Romanos 7:7-13)

Declara el hombre culpable (Romanos 3:19)

Mantiene al hombre atado al pecado y la muerte (Galatas 4:3-5, 9, 24; Romanos 7:10-14; Romanos 3:23-(El hombre en pecado no puede cumplir la ley porque esta lo condena).

Propósito de la Ley:

Proveer una patrón de Justicia y rectitud (Deut. 4:8; Salmo 19:7-9)

Revela la santidad y la bondad de Dios (Deute.4:8; Rom. 7:12-14)

Identificar el pecado y revelar al hombre su condición (Rom. 19f; 7:7-8; 5:20; Galatas 3:19)

Llevarnos a Cristo (Galatas 3:24)

Que es la Gracia?

La gracia podemos definirla como el acto misericordioso de Dios por el cual ofrece salvación y vida eterna a todos los pecadores que ponen su fe en Cristo para ser salvos. Creo que donde mejor podemos ver el mensaje de la Gracia es en las palabras de Jesús cuando dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." Juan 3:16.

En el libro de Efesios 2 el apóstol Pablo nos habla acerca de esta Gracia tan poderosa que hemos recibido de parte de Dios y que nos da la salvación. "Porque por Gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9).

Cuando leemos los versos anteriores, podemos entender que la Gracia es el despliegue de Amor, Misericordia y de Perdón de Dios hacia una humanidad que no se lo merecía. Pues Dios ofreció su perdón aún "cuando estábamos en muertos en delitos y pecados"(Efesios 2:1,5).

El mensaje es claro:

Dios ama al mundo pecador

Dios da un medio de Salvación (Jesús)- (Todos los hombres- Tito 2:11)

El pecador cree (Juan 3:16; Romanos 10:10)

Se recibe salvación (Vida Eterna- Juan 3:16).

La Gracia es:

"la Justicia de Dios" (Romanos 3:21-26)

"La Ley del Espíritu Santo; Guianza del Espíritu Santo" (Romanos 8:1-2; Galatas)

"La Ley de Cristo" (I Corintios 9:21; Explicita: Galatas 5:14; Mateo 7:12; 22:40; Stgo 2:8)

"Libertad en Cristo" (Galatas 2:4; 5:1, 13)

"El pacto de la libertad" (Galatas 4:22-26)

La gracia de Dios se ha manifestado universalmente para todo el mundo, pero también individualmente para cada uno. Dios trata con las personas a un nivel general o global pero también a un nivel personal.

El problema de la Gracia

Desde los tiempos de la iglesia primitiva ha existido problema con el Evangelio de la Gracia. En aquel tiempo, muchos judaizantes querían seguir viviendo bajo los preceptos de la ley, pues no habían entendido el verdadero significado de la Gracia. Lo peor del caso era que también querían hacer que los gentiles que ponían su fe en Cristo, guardaran también la Ley de Moisés como ellos. A ellos no se les hacia muy difícil entender que eran libres en Cristo. Estaban tan acostumbrados a tratar de recibir la justificación por medio de las obras que les parecía imposible el que ahora con el simple hecho de haber creído en Jesús recibieran completa justificación.

En Hechos 15 se tuvo que llevar a cabo en Jerusalén el primer concilio de la Iglesia Cristiana para resolver el problema de los judaizantes que querían seguir imponiendo cargas a los nuevos creyentes en Cristo que eran de descendencia gentil. El Espíritu Santo guió a los apóstoles a ordenar a los gentiles que no tenían que guardar la ley.

Hoy en día el concepto de la Gracia es para algunos difícil de entender porque también piensan que tienen que hacer algo además de creer para poder salvarse. Cuando no se entiende el verdadero concepto de la Gracia, el hombre en su mente humana siempre tratará de ayudarse en su salvación por medio de obras. Algunos todavía creen y enseñan que aunque la Ley pasó, todavía existen aspectos de la ley que se deben de guardar y hasta piensan que ofenden a Dios y pierden su salvación si no lo hacen.

El espíritu legalista sigue vivo aún en muchas formas distintas en algunos grupos de cristianos en este tiempo. La religiosidad les atrae, se piensa que si no hay procesiones, ritos y obras distintas, no es posible que haya salvación o relación con Dios. El apóstol Pablo nos habla en contra de dejar la Gracia y volvernos a los débiles y pobres rudimentos que esclavizan, guardando días, meses, tiempos y los años. (Galatas 4:8-11)

Algunas iglesias han sabatizado el domingo, se añaden ritos como el bautismo, a misa, la confesión a hombres que se hacen mediadores hacia Dios, la penitencia y los sacramentos como requerimientos y parte de la salvación. Algunos evangélicos también tienen tendencias legalistas o tradicionalistas, por eso usan vasos de agua, ordenan ayunos forzados, toman el tiempo a los que oran y de estas maneras piensan que aseguran su salvación. El Apóstol llamó esta serie de prácticas y rudimentos del mundo: "tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne" (Colosenses 2:23)

Cuando no se tiene un conocimiento pleno acerca de lo que la Gracia representa y lo que en realidad es en verdad para el creyente que esta en Cristo, se tratará de añadir otras formas de tradiciones para hacer su religión mas completa. Sin embargo la Gracia de Dios es completa, y tiene grandes bendiciones.
.La única manera de llegar a recibir la Gracia de Dios es a través de la Fe. (Romanos 4:5, 16; 5:1-2)
"Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amo, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo
(Por gracia sois salvos)". Efesios 2:4-5

La salvación

Quizás está demás decirlo, pero este articulo lo realizo con el fin de responder a todos aquellos hermanos que aún están en medio de ambas posiciones o bien para todos aquellos que aún encontrándose en alguna de ambas, desconocen la posición contraria.
Nuestro Espíritu no es el divisionismo o llegar a pleitos, contiendas, etc., las cuales nos dice la Palabra del Señor debemos evitar, sino que, sólo tratamos de responder con la Palabra de Dios a todos aquellos hermanos que nos preguntan sobre la doctrina de la Salvación y específicamente si se pierde o no ésta.
Dios en su palabra reveló el tiempo del Mesías pero la gente no pudo entender lo que Cristo vino a hacer. La palabra de Dios contenía el plan pero no quisieron escuchar pero aun así el plan de Dios se concreto cuando Cristo su vida entrego por nosotros.
El regalo de Dios mas grande es ¡LA VIDA ETERNA ES ETERNA! Juan 3:15, 10:28, Romanos 6:23, 1 Juan 2:25, 5:11, 5:13, etc.; Por definición, eterno: que nunca se termina. Una vez que un creyente tiene la vida eterna esta nunca puede perderse. ¡Si pudiera perderse no sería eterna!
Y el regalo es Cristo mismo. Jesús dijo yo soy la vida (Juan 14:6).
El propio Pedro en (Juan 6:68) declara por inspiración divina ¿a quien iremos si tu tienes palabra de vida eterna?
Al igual que Abraham con Isaac Dios regala un cordero para sacrificio, Dios nos regala a Cristo el es la vida eterna. La salvación es un regalo de Dios, y nadie que da un regalo lo vuelve a quitar; y por supuesto, menos Dios - Romanos 6:23
La Biblia declara que si quiero este regalo lo que necesito es confesar con mi boca y creer con el corazón según (Romanos 10:10).
No necesito hacer cosas por que no es por obras para que nadie se gloríe.
Si la salvación es algo que podemos perder, entonces es un peso que cae sobre mis propios hombros, de ser así habrá un lugar para jactarse en el cielo.

Ya que todos los pecados son iguales para Dios, y no existen los pecados "grandes" y "pequeños"; si se perdiera la salvación por el pecado, ésta se perdería a cada momento por causa de cada mentira, o mal pensamiento, etc. - Romanos 3:23 "La paga del pecado [todo pecado] es muerte. . ."
Si la salvación se pierde por "volver al pecado", se crea incertidumbre porque ¿en qué momento se consideraría que una persona ha perdido su salvación? ¿Con cuántos pecados? y si "regresa", ¿tiene que volver a "aceptar" a Cristo, o basta con simplemente pedir perdón?
El pecado interrumpe la comunión con el Padre, pero no la relación; así como la desobediencia de un hijo aquí en la tierra no termina su relación con su padre - Salmo 51:12 (note que David pidió de nuevo el gozo de su salvación, no su salvación).
Si la salvación se pierde, entonces por que dice Pablo "Por nada estéis afanosos" y si habría algo de que afanarse, seguramente sería de nuestra salvación.
Yo no hago obras para ser salvo, sino que porque soy salvo hago las obras que hago. Ya que la fe sin obras es muerta.
Hay textos que hablan de condenación y la palabra “condenación” en su lengua original seria divorcio o separación.
Esos textos como este: Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Muestran personas delante de Dios donde Dios dice apartaos hacedores de maldad al fuego eterno.
Si analizamos el texto encontraremos a personas que aparentemente en su vida fueron Cristianos pero fijémonos bien.
Ellos decían hicimos milagros, hicimos expulsión de demonios, hicimos, hicimos.
Pero no hacían la voluntad del Padre. En otro texto de las escrituras el Señor enseña tuve sed y no me diste de beber, tuve hambre y no me diste, tuve enfermo no me visitaste. El que es de Dios va andar como el anduvo.

No basta con creer en Dios sino creerle a Dios!
Y nacer de nuevo

EL SALVO ES UNA NUEVA CRIATURA! 2 Corintios 5:17; Dios ha hecho al creyente una criatura nueva y nadie pueden "DES-CREARLO".
El creyente verdadero tiene (no dice tendrá) vida eterna; no vida nada más mientras sea "fiel" - Juan 5:24
El día que parta de esta tierra voy a ir a una boda a la boda del Cordero y Jesucristo mi abogado fiel y justo me dará el mejor traje blanco para la ceremonia un traje que se pago con un precio muy, muy grande, ese precio fue la sangre derramada en la cruz.
Irán otras personas pero no irán a un casamiento sino a un divorcio porque de propia voluntad en vida decidieron andar como quisieron y lamentablemente con los hijos de perdición habrá creyentes que nunca se transformaron en hijos, que se presentaran con sus bolsas de hojarascas de obras que probadas a fuego se consumirán. Y dirán queremos entrar a morar contigo pero mientras estuvieron en la gracia, en vida por sus actos demostraron estar muy lejos de Dios, no teniendo amor al prójimo, viviendo como quisieron fuera de la voluntad de Dios.

En conclusión mi postura a través de lo expuesto es la salvación para el hijo de Dios no se pierde “PUES NINGUNA CONDENACIÓN HAY PARA LOS QUE CREEN EN CRISTO JESÚS” ROMANOS 8:1”
Pero para el creyente que no tiene a Cristo en su vida no es que pierda la salvación sino que nunca la tuvo.





Pastor Alejandro González
http://www.comunidadrdav.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Gracias por tu Visita, Dios te bendiga!
Te saludan los Pastores Alejandro y Mariela González desde Uruguay